jueves, 30 de junio de 2016

Nuestro viaje a la Riviera Maya.

Portal Maya en Playa del Carmen

Sé que hace mucho que no escribo a pesar de haber prometido retomar el blog, pero quiero que sepas que por fin estoy de vuelta y con muchas ganas de quedarme. Me apetece mucho volver a escribir asiduamente y hacer de este rinconcito un espacio aún más mío si es que eso es posible. Dicho esto me centro en el post de hoy, nuestro viaje a la Riviera Maya.

El hotel tenía colores muy alegres, ¡era precioso!

La piscina toda una maravilla

Desayunos junto al mar, cómo os echo de menos

Lo primero que pensamos cuando decidimos hacer este viaje fue que queríamos hacerlo por libre, sin paquetes vacacionales ni todos incluidos. La Riviera Maya es una zona bastante segura para hacer turismo así que por ese lado no teníamos problema. Eso sí, cambiamos rápidamente de idea en cuanto comenzamos a investigar un poco y vimos que ¡salía mucho más caro viajar por tu cuenta! (y más si te pones a organizarlo de imprevisto dos semanas antes de la fecha, en pleno mes de abril...). La Riviera Maya es una zona pensada para el turismo de grandes hoteles, de resorts todo incluido, así que al final decidimos "sacrificarnos" un poco y sucumbir ante esta opción...

El hotel elegido fue el Catalonia Playa Maroma, en opción Privileged, y desde luego fue todo un acierto. El hotel era precioso, tranquilo, familiar, sin colas a la hora de comer o cenar, con opciones para vegetarianos en el buffet y los restaurantes, con un personal muy amable (especialmente los camareros de la playa y la piscina, que te traían las bebidas hasta la hamaca siempre con una sonrisa), con una piscina estupenda, situado en una de las mejores playas de la zona...

Os recomiendo el cóctel de la izquierda, un mango coconut, ¡riquísimo!

Playa Maroma

El primer día lo pasamos viajando (llegamos justo para cenar, tomarnos un rico coctel e irnos a dormir), y el segundo día estuvimos de relax disfrutando de las instalaciones y de la playa del hotel (Playa Maroma), que por cierto está considerada como una de las mejores playas del Caribe.

Templo de Kukulcán, en Chichen Itzá

Ruinas en Chichén Itzá

Al día siguiente nuestro tour operador nos recogió en el hotel antes de amanecer para disfrutar de nuestra primera excursión por tierras mexicanas. Visitamos Chichén Itzá, el Cenote Ik Kil, Ek Balam y una Aldea Maya.

Si viajas a México, Chichén Itzá es la zona arqueológica que no te puedes perder (y es que según la Unesco y desde 1988 es Patrimonio de la Humanidad). Sin duda un imprescindible en nuestro viaje desde el primer momento, y uno de los mejores recuerdos del viaje que me llevo.

Dentro de la ciudad maya de Chichén Itzá hay que destacar el Templo de Kukulkán, que en una votación global fue elegido como una de las nuevas 7 maravillas del mundo moderno. Además esta estructura demuestra los profundos conocimientos de matemáticas, acústica, geometría y astronomía que los mayas poseían. Desde luego todo un misterio.

Cenote Ik Kil


Después de una mañana estupenda pero muy calurosa en Chichén Itzá agradecimos bastante nuestra refrescante parada en el Cenote Ik Kil. Los cenotes son lugares mágicos creados por la naturaleza que los mayas consideraban sagrados y en los cuales realizaban distintos rituales y ceremonias. Hay muchos cenotes de distintos tipos en Yucatán, pero Ik Kil es especial por su majestuosidad. Además algo que lo caracteriza es su gran profundidad. No en vano ha sido elegido en varias ocasiones por Red Bull para realizar las competiciones mundiales de saltos de altura (podéis ver el vídeo para disfrutar un poquito del espectáculo).

Posando con mi marido

Acrópolis

Friso de escayola

Nuestra siguiente parada fue en las ruinas arqueológicas de Ek Balam. Merece la pena conocerlas ya que son muy diferentes a las de Chichén Itzá. Lo más interesante de este lugar es la Acrópolis, que es la estructura más grande del conjunto arqueológico, la cual contiene un friso de escayola muy peculiar (imita las fauces o colmillos abiertos de un monstruo o serpiente), y que además se encuentra en un perfecto estado de conservación.

Mujeres haciendo tortillas de maíz en la aldea maya

Niños mayas

La última parada del día fue en una aldea maya. En este punto la verdad es que tuvimos sentimientos encontrados. Por un lado queríamos conocer como viven los mayas en la actualidad e interactuar con ellos, pero por el otro tuvimos la sensación de estar participando en una especie de show organizado por el tour operador que habíamos contratado. Fue emotivo conocer a los niños mayas y entregarles algunos regalos (ya que nos habían informado de que necesitan lápices, cuadernos, colores, ropa, juguetes...) pero nos fuimos de allí con un sentimiento agridulce, tipo "hombre blanco rico viene aquí a ver el espectáculo a cambio de unas migajas para con los niños pobres"...Aun así me parece interesante el querer acercarte de alguna manera a la cultura local, a las personas que de verdad habitan aquellas tierras al margen de los turistas. Nosotros intentamos hacerlo lo mejor que pudimos y supimos.

Iguana

Con mi amigo el coatí

El cuarto día lo pasamos en el hotel. Creo que en este tipo de viajes lo mejor es intercalar un día intenso de excursión con otro más tranquilo en el hotel disfrutando de todo lo que ello puede ofrecerte: playa, zumos naturales, buen comer, relax...Aparte de convivir con los animales salvajes que viven en los alrededores: coatís, iguanas... Eran muy lindos y para mi fue toda una oportunidad el poder acercarme a ellos siempre desde el respeto y la libertad.

Ruinas arqueológicas de Tulum

Disfrutando del Caribe Mexicano

Llegó el día de la segunda y última excursión con nuestro tour operador.  En esta ocasión visitamos las ruinas de Tulum, playa Paraíso, Gran Cenote y Cobá.

A primera hora de la mañana nos llevaron a Tulum, para conocer sus ruinas arqueológicas. De todas las construcciones de este lugar destaca la denominada como "El Castillo", la cual cumplía la función de faro para con los navegantes mayas, ya que cuando viajaban en sus embarcaciones les evitaba chocar contra el arrecife de coral.  Además en mi opinión personal el principal encanto de este lugar es la ubicación en la que se encuentra, digna de una bella postal. Y es que las vistas le dan a este pintoresco lugar un encanto especial.

Foto sacada por uno de nuestros compañeros de excursión

Tras nuestra visita cultural nos dirigimos a Playa Paraíso, muy cerquita de las ruinas arqueológicas de Tulum. Allí pudimos disfrutar de un refrescante baño junto a nuestros compañeros de excursión. He de decir que formamos un grupo bastante majo en las excursiones. No puedo dejar de nombrar a Íñigo y Cris, David y Merce, David y Ana y a Fran y Ana, porque la verdad es que disfrutamos mucho de las excursiones en gran parte gracias a ellos. Es muy agradable coincidir con gente así (simpática, divertida, dispuesta, activa, compañera, con una gran calidad humana...), fue toda una suerte y desde luego una gozada compartir esos días tan bonitos con ellos. ¡Muchas gracias chicos!

Gran Cenote

Tras nuestro chapuzón en la playa visitamos el Gran Cenote. Este cenote es totalmente diferente al que habíamos conocido unos días antes (el cenote Ik Kil), ya que es ideal para snorquelear y admirar las estalactitas y estalagmitas que allí se encuentran (además de la vida submarina que habita en él). Es el cenote más famoso de la zona, toda una maravilla para disfrutar de un buen baño mientras lo vas explorando.

Esperando la comida vegetariana con nuestros compis de excursión

Comida mexicana

Todavía nos quedaba por conocer Cobá, pero antes de eso hicimos un alto en el camino para comer. Esos días nos hartamos a comer frijoles con arroz, tacos vegetales con tortillas de maíz, burritos vegetarianos, guacamole, frutas tropicales, mazorcas de maíz... Todo muy rico pero teniendo mucho cuidado con el picante, ya que se lo echan a todo y desde el punto de vista de nuestro paladar europeo ¡se les iba de las manos!

Pirámide en Cobá (Nohoch Mul)

Vistas desde lo más alto de la pirámide

Observatorio Astronómico en Cobá

Nuestra última parada del día fue en Cobá. ¡Estaba deseando conocer estas ruinas! Y es que ocurre como en las ruinas de Tulum, no sólo es importante el yacimiento arqueológico en sí mismo, sino que es una maravilla el lugar donde se encuentran (en esta ocasión en medio de una bonita selva).

Cobá es bastante grande y hay un buen trecho desde donde te cobran la entrada hasta la pirámide principal. Existen tres opciones para el traslado, ir andando, alquilar una bicicleta o pillar un tricitaxi (un triciclo en el que os lleva un local a modo de taxi). Nosotros escogimos esta última opción ya que se decidió en grupo y lo mejor era ir todos juntos.

Lo más divertido de este lugar es escalar la pirámide maya, de 42 metros de altura. Hay que tener mucho cuidado porque los escalones están tan desgastados que resbalan muchísimo, sobre todo al bajar. Por eso es muy importante hacerlo muy cerca de la cuerda central. Una vez arriba hay que aprovechar para hacer fotos, ya que las vistas son tremendas. Un lugar para disfrutar.

En la gloria 

El sexto día de nuevo lo pasamos en el hotel. Playa, piscina y zumos naturales a tutiplén.

Playa de Akumal

Foto vista en Pinterest, aquí

Al día siguiente salimos de excursión, pero esta vez por nuestra cuenta. Por la mañana cogimos una Van (transporte colectivo) desde la carretera federal y nos dirigimos hacia la playa de Akumal. Una vez allí pudimos cumplir uno de nuestros sueños más preciados de este viaje, nadar con tortugas en plena naturaleza, con total libertad.

Cenote Cristalino

Cocos frescos

Más tarde nos dirigimos hacia un nuevo cenote por descubrir. Elegimos el Cenote Cristalino, ya que nos lo había recomendado un joven local, cuando viajábamos en la Van. Desde luego fue todo un acierto, pues allí no encontramos tanto turista como en otros lados, sino gente local que había ido allí a disfrutar. Gozamos de un ambiente muy tranquilo, nada masificado, comiendo y bebiendo coco fresco, pura delicia, nos encanta.

Capilla de Nuestra Señora del Carmen

Frutas con chili limón

La última parada del día la hicimos en Playa del Carmen. En realidad este sitio es el primero que suelen visitar los turistas, ya que allí suele haber buenos precios para los cambios de moneda, pero a nosotros como nos venía bien sacar directamente en pesos del cajero del hotel, dejamos esa visita para el último día.

Playa del Carmen es el lugar turístico por excelencia. Allí está la Quinta Avenida, una calle peatonal, larga y paralela a la playa, con muchas tiendas, bares, restaurantes...enfocados a los turistas. Nuestra recomendación es que no compréis allí a no ser que necesitéis algo de urgencia, porque sale todo mucho más caro. Eso sí, dar un paseo por allí y cotillear, siempre es buena idea.

Muy cerca nos encontramos con la Capilla de Nuestra Señora del Carmen (muy curiosa por su cristalera), la misma playa perfecta para bañarse, el ferry para viajar a la isla de Cozumel, el monumento "Portal Maya", los puestos de fruta fresca con chili limón, de los que tanto disfrutamos...

De cena en el restaurante mexicano

El día siguiente lo pasamos en el hotel. De nuevo playa, piscina, tranquilidad, comidas y cenas deliciosas...Fue nuestro último día disfrutando del Catalonia Playa Maroma, con mucha pena tocaba despedirse de la Riviera Maya.

Y ya...¡¡de vuelta a España!! Que también llega un momento en el que se echa de menos el hogar. Pero muy felices y contentos por haber vivido esta experiencia maravillosa.

Ya solo me queda darte la enhorabuena si has llegado hasta aquí, ¡ya que este post es muy largo! Y decirte que si tienes pensado viajar pronto a Riviera Maya y tienes alguna duda no dudes en dejarnos un comentario, si podemos ayudarte lo haremos. ¡Hasta siempre Riviera Maya!

sábado, 26 de marzo de 2016

Historias que me inspiran: Estela Nieto y su programa I love me.

¡Menudo cambio!


Este post es muy especial para mi. Y lo es porque la magia de esta persona me ha traspasado tanto que ha influido muchísimo en mi historia personal. Sin duda alguna Estela es parte de mi historia, pero hoy quiero contaros la suya, su historia personal, su cambio, su metamorfosis. Es todo un ejemplo de motivación y una fuente de inspiración tremenda.


Estela en el pasado


Estela se hizo vegana por puro amor a los animales, a raíz de ver el documental Earthlings. A partir de ese momento su vida cambió, aunque sólo era el principio de lo que estaba por llegar. A pesar de su nuevo cambio de consciencia, Estela seguía luchando contra su sobrepeso desde la adolescencia. Su relación con la comida no era buena y siempre estaba realizando alguna dieta restrictiva que nunca era la solución a su problema...

Sin embargo un día todo cambió. Como licenciada en psicología ayudaba a los demás, pero por fin cayó en la cuenta de que ya estaba bien, de que era el momento de ayudarse a sí misma y empezar a tratarse con amor. Así que se puso manos a la obra y utilizó todo su bagaje personal y experiencia profesional como fuerza motor en su metamorfosis. Dejó de intentar cambiar desde el rechazo a su cuerpo, desde la lucha contra ella misma, desde la ansiedad, desde la utilización de "tiritas" y soluciones temporales y parciales para combatir su sobrepeso...para empezar a cambiar desde lo más profundo de su ser, desde el respeto por una misma, desde una actitud positiva que todo lo puede, desde el amor.


La nueva Estela


El 2010 fue el año en el que consiguió su objetivo, un peso saludable, un cuerpo en el que sentirse a gusto y lo más importante de todo, sentirse plena por dentro, además de por fuera. Lo consiguió sin dietas, sin restricciones, simplemente cambiando hábitos de vida, dando pequeños pasos hacia la salud, saliendo del "todo o nada", respetando sus sensaciones de hambre/apetito, dejando atrás el sedentarismo...en definitiva, viviendo de manera equilibrada.

En 2013 nació su hijo Antu, y en tan sólo 9 meses perdió el peso que había subido durante el embarazo. Esto reafirmó el hecho de que su nuevo estilo de vida era estable y sostenido en el tiempo. Sin duda alguna los cambios positivos en los que había trabajado con anterioridad, habían llegado para quedarse. De hecho ya lleva varios años disfrutando de una vida plena, y ahora, embarazada de nuevo, sigue con su vida saludable.

En la actualidad Estela ayuda a otras personas que, como le ocurrió a ella, necesitan un cambio en su vida. Mediante su método I love me las acompaña en su proceso de pérdida de peso. Como psicóloga ofrece un "plan psicoeducativo de motivación y autoconocimiento, y te acompaña mientras realizas pequeños cambios progresivos que juntos se traducen en una mayor motivación, seguridad y pérdida de peso". De hecho yo misma he probado su método, lo cual ha sido fantástico para mí, ya que he podido también llegar a tener un peso saludable. Cuando estaba totalmente estancada la conocí a ella y por fin pude lograr lo que tanto necesitaba. Si quieres saber más, puedes visitar su página web www.estelanieto.com en la que también encontrarás mi testimonio.

¿Que te ha parecido esta historia? Si te ha gustado déjame que te diga que esto no acaba aquí. Estela es inspiradora en muchos ámbitos, aparte de por su historia personal basada en su pérdida de peso, su trabajo como psicóloga y su método I love me, ella es parte fundamental del blog de vida sana Nutrición Esencial, el cual lleva junto a su marido Iván. En él comparten recetas, tutoriales de cocina, experiencias personales...El blog es toda una joya que no te puedes perder. Las recetas siempre salen, las fotos son preciosas, la creatividad abunda a raudales...

Podría contaros muchas más cosas sobre ella, pero me voy a quedar con lo más importante para mi: Estela es la primera amiga que hice en Madrid, y por eso siempre va a ser especial. Aparte, su historia de superación personal ha sido toda una fuente de inspiración para mí. Y por eso he querido compartirla contigo, por si también te puede ayudar. Como siempre me ha dicho Estela, tu puedes crear tu vida, día a día, con las elecciones que hagas. No culpes al destino, a la mala suerte...toma las riendas de tu vida y crea una vida que te guste vivir, en la que quieras estar. Responsabilízate de tus actos, quiérete mucho ¡y sé feliz!

jueves, 3 de marzo de 2016

Swap Vegano 3ª Edición



El mes de marzo ya está aquí, y como es un mes muy especial, lleno de cambios y en el que empieza la primavera, queremos proponerte algo muy especial para celebrarlo.

¿Sabes qué es un swap? ¿Te gustaría participar en uno junto con otras amigas bloggeras? Alba de Mi Vida con un Vegano y yo estamos organizando un pequeño intercambio de regalitos que serán enviados con mucho amor entre todas las personas que participemos.


¿Y qué vamos a enviar? Pues esto es lo que te proponemos:

- Algo para beber, por ejemplo unos sobres de té, de infusión, de chocolate...algo para beber que os guste mucho.

- Algo para comer, como por ejemplo unas galletas hechas por vosotras mismas, una tableta de chocolate raw, barritas ecológicas...imaginación al poder.

- Una pequeña carta para la persona destinataria de los regalitos, en la que le cuentes todo lo que quieras.

Por supuesto todo lo que enviemos debe ser vegano.


¿Te interesa? Pues sigue leyendo, porque estas son las bases para poder participar en este evento:

- Este swap está pensado sólo para las personas que tenemos un blog. En principio no os vamos a pedir ningún requisito más, pero de alguna manera nos reservamos el derecho de admisión, esto lo hacemos así para intentar que todo el mundo reciba su regalito.

- Es importante participar con ganas e ilusión.


Si te animas escríbenos un email a swapvegano@gmail.com contándonos que te quieres unir al swap y facilitándonos tu nombre, dirección y el nombre de tu blog. Es importante que en el asunto del email "3r SWAP VEGANO" para que no nos liemos con las ediciones anteriores. Cuando hagamos el sorteo te contestaremos proporcionándote el nombre del blogger que te tocado y la dirección a la cual debes mandar tu swap (pero no le digas nada a la persona que te ha tocado, ¡¡tenemos que guardar la emoción y la sorpresa hasta el final!!).


Tienes hasta el jueves 10 de marzo (a las 23.59 de la noche) para apuntarte. Después nos tomaremos un par de días para organizarlo todo y hacer el sorteo, y te escribiremos para decirte quién te ha tocado. Deberás mandar tu swap en un periodo de tiempo no superior a un mes, contando desde la fecha en la que te escribamos.


¿Tienes alguna duda? Escríbenos a swapvegano@gmail.com o déjanos un comentario.

¿Quieres ver cómo salió esta aventura en otras ediciones? Puedes verlo aquí y aquí.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Potaje de garbanzos y alubia blanca con calabaza.

Esta y otras fotos las podéis ver en mi cuenta de Instagram


Llevo mucho tiempo sin publicar una receta, y hoy quiero acabar con esta sequía con un plato sabroso, nutritivo y contundente. ¿Sabéis que este 2016 es el año internacional de las legumbres? La ONU se propone con ello sensibilizar a la población sobre las ventajas nutricionales de las legumbres, como parte de una producción de alimentos sostenible. Y a mi genial que me parece, ya era hora de que alguien pusiese en valor este alimento tan denostado y abandonado en los últimos tiempos (aunque parece que con la crisis se ha recuperado un poco).

La receta de hoy es muy sencilla, no tiene ninguna complicación más que la de pelar e introducir ingredientes. Podemos decir que se hace casi sin manchar nada (ya que se hace todo en la misma olla), y además no se gasta mucha energía porque se cocina en un momentito en la olla expréss. Apto para nivel "no sé cocinar nada", o "no tengo tiempo para meterme en la cocina". Así que ¡ya no tenéis excusas para no comer bien!


Ingredientes

- Medio kilo de garbanzos y alubias blancas que habremos puesto en remojo la noche anterior.

- Una cebolla.

- Una cabeza de ajo.

- Cuatro zanahorias,

- Una calabaza con forma de pera.

- Dos hojas de laurel.

- Tres tomates secos.

- Dos cucharadas de pimentón de la vera.

- Agua hasta cubrir.

- Sal yodada al gusto.

- Un chorrito de aceite de oliva virgen extra.


Manera de hacerse: Primero meteremos en nuestra olla a presión las legumbres previamente remojadas, para a continuación comenzar a echar en ella el resto de los ingredientes (la cebolla entera y pelada, la cabeza de ajo entera sin pelar, las zanahorias peladas y en trozos pequeños, la calabaza pelada y en dados de tamaño medio-grande, las hojas de laurel, los tomates secos, el pimentón, la sal, el aove y el suficiente agua como para que lo cubra todo y además haya un par de dedos de agua de más).

A continuación cerraremos bien la olla expréss y la tendremos a fuego medio-bajo durante 30 minutos (desde que suba el pitorrillo). Pasado este tiempo apagaremos el fuego y la abriremos en un rato, cuando haya expulsado toda la presión.

Servimos y disfrutamos.


Si además le añadimos judías verdes en trozos y acelga, tendremos un maravilloso cocido sevillano, el que se ha hecho en mi casa de toda la vida,del que disfruto desde que era pequeña (aunque ahora sin ningún producto de origen animal). Esta receta es sólo una versión para cuando no se tienen todos los ingredientes en casa pero apetece comer este plato, como me ha pasado a mi en más de una ocasión.

También podemos añadirle cereal integral si nos apetece un plato más contundente.  A veces cuando me sobra mucho caldo le echo arroz integral al día siguiente, y queda buenísimo. Cascote le llamamos allí. Está de vicio, y si no ya me contaréis.

Espero que os guste. Perdonad la calidad de las fotos pero últimamente sólo las hago con el móvil entre otras cosas para subirlas a instagram,que es la red social en la que estoy más activa (podéis seguirme por allí también si os apetece). Ya sabéis que este humilde blog no tiene ningún interés en convertirse en un blog profesional, sino que es un sitio en el que disfruto escribiendo y compartiendo las cosas que me interesan y me resuenan por dentro, así que para mí a veces, la foto y la estética viene a ser lo de menos (me gusta la comida real y casera del día a día, sin frustraciones, sin más pretensión que la de nutrirnos y disfrutar con su sabor). Nos vemos pronto. ¡Feliz miércoles!

martes, 2 de febrero de 2016

Meriendas en Punto Vegano (Madrid).

Fachada Punto Vegano. Foto sacada de su página de facebook. 

El fin de semana pasado de nuevo disfrutamos de un bonito día paseando por la capital. Nos encanta disfrutar del buen tiempo (sí, en esta época, la cosa se debe de estar poniendo muy seria con el cambio climático), de un día en pareja sin el estrés del día a día, de probar y conocer sitios nuevos...

Es por ello que por la tarde nos fuimos a merendar al restaurante Punto Vegano. Unos días antes había visto en su página de facebook que dan meriendas de jueves a domingo (que son los días que abren) de 17:00 a 20:00 horas, así que ni cortos ni perezosos nos dirigimos a la C/Luisa Fernanda nº 27, muy cerquita del famoso Templo de Debod.

Merienda 100% vegetal

Lo que nos encontramos allí fue un restaurante vegano pequeñito pero muy coqueto, con muy buen ambiente y con unos dulces de esos que entran por los ojos, que además están buenísimos. Nosotros pedimos café con leche de almendras, té indio chai, una porción de tarta de almendras, limón y coco y una cookie con pepitas de chocolate. Como ya os he dicho todo estaba buenísimo y todo era vegano, sin ingredientes de origen animal. También nos gustaron los precios, bastante asequibles, y el trato al cliente, ya que nos atendieron todo el tiempo con la mejor de las sonrisas. Sin duda alguna volveremos, pero la próxima vez para comer o cenar, ¡nos morimos de ganas por probar las cositas que vimos en la carta!

Visto en Pinterest, aquí

Si os animáis a ir, y ya que estáis por la zona, tampoco os podéis perder el curioso Templo de Debod, ni por supuesto el Parque del Oeste, que es donde este mágico templo egipcio se encuentra. También tenéis cerca la Plaza de España y la Gran Vía, por si os van los planes 100% urbanitas. Desde luego, un buen plan para repetir de vez en cuando.

¿Vosotros habéis ido a este restaurante? ¿Os ha gustado? Puedes compartir con nosotros tu experiencia. ¡Feliz martes!

miércoles, 27 de enero de 2016

Miércoles mudo: Paseo de domingo por la ciudad (Madrid).

Madrid Río

Palacio Real-Jardines de Sabatini

Bailando el chotis en Ópera

Paco&yo

"Miércoles mudo" es un carnaval de blogs o blog hop iniciado por Maybelline de Naturalmente Mamá y participar es muy fácil, sólo debes publicar los miércoles una foto (s) sin escribir nada para explicarla (s) (de ahí viene lo mudo). Luego no olvides enlazar en el linky que está debajo y dejar un comentario en cada uno de los blogs que decidas visitar. Para conocer como nació el Miércoles mudo y sus reglas, puedes hacer click aquí.


No sé si ya sabéis que desde hace pocos días tengo cuenta en Instagram, donde comparto estas y otras fotos de mi día a día. Si os interesa podéis seguirme allí o en mi página de facebook. ¡Me encantará veros por las redes sociales! ¡Feliz día!

lunes, 4 de enero de 2016

¡Feliz 2016! Cómo he empezado el año y como lo quiero terminar.

Federica. Foto del facebook de El Valle Encantado. 

¡¡Feliz 2016!! ¿Que tal habéis comenzado el año? En mi caso os tengo que confesar que no ha sido muy ídilico, a mi alrededor las cosas que han ido pasando no han sido las que a mí me hubieran gustado... Una de ellas es que el mismo día 1 de enero fallecía Federica, nuestra burrita apadrinada en El Valle Encantado. Ni que deciros que ha sido una horrible noticia con la que hemos comenzado el año, y desde aquí quiero dar las gracias a este santuario por la labor tan bonita y a la vez tan dura que hacen, por haberla cuidado y mimado hasta el final de sus días. Por ello me gustaría deciros que si os apetece tener algún gesto altruista para celebrar el comienzo del año penséis en ayudar de alguna manera a El Valle Encantado y a los animales que allí habitan. Desde luego se lo merecen porque son unos campeones que sólo saben hacer cosas buenas por los animales. Mi deseo para el 2016 es parecerme un poco más a estas bellas personas que lo dan todo por estos seres tan indefensos. Son mis héroes de carne y hueso. Muchas gracias por hacer de este mundo un lugar mejor. 

Por otro lado he tenido otros tantos motivos personales que han enturbiado la salida y entrada al 2016. Pero a veces lo importante no es centrarnos tanto en lo que nos pasa, sino en la manera en la que lo afrontamos. Porque la vida a veces nos deja congelados, petrificados y llenos de dolor, pero no deja de ser maravillosa, y cada día está lleno de pequeños milagros. Y es tan importante estar agradecidos con lo que tenemos y dar las gracias por ello...Si te paras a pensarlo verás que siempre tenemos algo por lo que levantarnos, algo por lo que sonreír, algo por lo que luchar...




Así que he decidido que en lugar de seguir quejándome voy a pasar a la acción. Voy a enfocarme en todo lo positivo que hay en mi vida y a centrarme en crear un año que merezca la pena ser vivido. Quiero salir de mi zona de confort y hacer cosas nuevas, aprender mucho, hacer otras que hace tiempo me propongo pero que nunca empiezo... Me ha inspirado mucho este vídeo de Matt Cutts : Intenta algo nuevo por 30 días. Ha sido un empujón de motivación para realizar nuevos cambios en mi vida. Me viene genial para recomenzar 2016.




Y por último me gustaría deciros que nunca, nunca, dejéis de bailar y de gozar. Nunca dejéis de intentar que la felicidad inunde vuestra vida. Por mucho que existan días en los que todo duela. Termino compartiendo esta canción de José Mota y Ruth Lorenzo, voy a soltar 500 risas, para que nunca dejemos de buscar el lado positivo de las cosas. Porque vivir merece mucho la pena. Hagamos de este 2016 un gran año.

Os deseo todo lo mejor del mundo para este año que acaba de comenzar. El mundo necesita que entre todos creemos un lugar maravilloso para vivir. Feliz 2016.

martes, 22 de diciembre de 2015

¡¡Feliz Navidad!! Mis recomendaciones para estas fiestas.


Visto en Pinterest, aquí


Para mí hoy comienza la Navidad. En mi familia, el sonido de los niños de San Idelfonso a primera hora de la mañana marca la entrada en estas fiestas. Tengo muchos recuerdos de cuando era pequeña, en casa, pues acababan de comenzar las vacaciones escolares, desayunando churros bien calentitos que mis padres habían ido a comprar. Y escuchando la "cancioncilla" típica del gordo de la lotería de Navidad.

Me gustaría desearos a todos unas muy felices fiestas. Sé que son fechas que no gustan a todo el mundo por igual, a veces por temas familiares y muy personales, otras por el consumismo asociado a este momento del año. Para mí son fechas mágicas, para vivir con los que más quieres, hacer balance del año y prepararte para el que viene, cocinar comida casera y real, poner el árbol de navidad, pasear por el centro y ver las luces navideñas...

La verdad es que el invierno y el frío no me gustan nada, así que creo que disfrutar de la navidad es mi manera de hacer esta estación un poco más especial. Para mí es importante sacar el lado positivo a todo, y también celebrar las fiestas de una manera más consciente y mucho menos consumista, sin despilfarros de ningún tipo. Por cierto, de ello nos hablan este mes las chicas de Ventanas Verdes, en Navidad Responsable. Esta es la primera recomendación que os hago, visitar la web de estas chicas, que tienen buenísimas ideas, y cuya filosofía de vida me encanta.

Por otro lado este año quiero hacer el roscón de reyes casero. Será la primera vez que me pongo a ello, espero que gracias a la suerte del principiante me salga bien. Para ello voy a utilizar el ebook Sweet Vegan Christmas de los chicos de Nutrición Esencial. Os lo recomiendo porque ya he hecho en casa muchas de las recetas de Iván, y siempre salen genial. La receta de la sopa de cebolla de estos chicos tampoco va a faltar estas fiestas en casa. Ya es todo un clásico en mi cocina, que entró en ella gracias al ebook Cuchara, cucharilla, cucharón. ¡Otro imprescindible para esta época de frío!




Mi última recomendación es una película. Un clásico que nunca falla, que siempre vemos en casa por navidad. Que bello es vivir es en mi opinión, la mejor de las películas navideñas. Solo puedo decir que año tras año esta película me hace llorar, y que mis lágrimas son de emoción, alegría y felicidad.

Hasta aquí el post de hoy. De nuevo os deseo ¡¡una muy Feliz Navidad a todos!! ¡¡Sed muy felices!!

jueves, 17 de diciembre de 2015

Con pasión animal (Santuario Gaia).



Hace ya más de un mes que El Escarabajo Verde emitió un programa dedicado al Santuario Gaia. Este santuario abrió sus puertas al equipo del programa para mostrar el funcionamiento de un refugio de animales de granja. Como ya sabréis muchos de vosotros, los principios de este santuario están basados en una filosofía de vida vegana, por lo que el objetivo es proporcionar a estos animales procedentes de la industria alimentaria una buena calidad de vida hasta el final de sus días.

Espero que os guste el documental y que si os llega al corazón tanto como a mi os planteéis colaborar con ellos de alguna manera. Estamos muy cerquita de la Navidad y que mejor regalo para el alma que ayudar a los demás, en este caso a nuestros hermanos no humanos, los animales.

Podéis haceros sociosapadrinar un animal, hacer un donativo, haceros voluntarios de larga duración o eventual, comprar algo en su tienda...hay muchas formas de ayudar. ¿Cual es la tuya?

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Disfrutando del otoño-invierno II

Visto en Pinterest, aquí


Reconozco que este 2015 os he tenido bastante abandonados. Este año he estado tan centrada en mi vida personal que el blog pasó totalmente a un segundo plano. Todo lo relacionado con las redes sociales, mostrarme hacia afuera, escribir aquí...me ha dado mucha pereza.

Pero ahora que estamos casi a final de año me doy cuenta de que necesito retomar este espacio mío, algo dentro de mí me dice que este es el momento. Ya sé que ya lo he dicho antes pero ahora sí que sí, ¡vuelvo al blog de lleno!. Así que ¡allá vamos! Empiezo con un post que ya compartí el año pasado, pero que vuelvo a escribir porque me encanta hacer mi lista personal de nuevos retos, proyectos y rutinas.

La verdad es que este año me ha costado entrar en la dinámica del otoño. He vivido un verano de lo más intenso, en el cual me he casado, me he ido de luna de miel a Menorca y además como premio final del verano nos fuimos a Cádiz a disfrutar un poco más de la playa. Y claro, a veces cuesta soltar y dejar ir algo que ha sido tan especial y te ha dado tanto. Pero toca vivir el presente, disfrutar del momento, y aunque el otoño ya está terminando pienso disfrutar lo que queda como se merece, además de todo el invierno.

Esta es mi lista de cosas de las que pienso disfrutar este invierno:


Visto en Pinterest, aquí


* Conseguir una buena rutina de estudio. Gracias a las chicas de Esturirafi conocí varias plataformas on line para estudiar gratis. Eso me ha abierto un mundo de posibilidades, ya que me gusta estudiar, aprender cosas nuevas. Sobre todo si lo que estudio son cosas que me interesan, claro. De momento estoy con un curso de la Universidad de Cantabria llamado Potencia tu Mente. Y este invierno quiero iniciarme de una vez por todas con el inglés, con un curso gratuito de la UNED que ahora no está abierto pero del que tengo toda la documentación: Empieza con el Inglés: Aprende las 1000 palabras más usadas y sus posibilidades comunicativas. También quiero repasar la asignatura de botánica que estudié en la carrera, esta vez no para aprobar sino para retener conceptos y disfrutar aprendiendo e identificando plantas.


Visto en Pinterest, aquí


* Seguir con mis rutinas de ejercicio. Mens sana in corpore sano. Para ello quiero seguir acudiendo a mis clases de spinning y bodypump en el gimnasio, además de seguir con mis paseos e incluso incrementarlos en frecuencia y duración. Quien me iba a decir a mí hace un tiempo que iba a disfrutar tanto con el deporte, que los resultados van viéndose muy poco a poco pero que merece la pena esforzarse porque te sientes mejor. Además de pasármelo bien y de sentirme cada día más a gusto en mi piel, quiero seguir apostando por mi salud.


Visto en Pinterest, aquí


* Tener un mayor control sobre mis horarios. Como veis este invierno pienso poner más orden en mi vida. A nivel físico, psicológico y emocional. Y para ello necesito una buena rutina horaria. Levantarme entre semana siempre a la misma hora, e intentar irme a dormir más temprano de lo que ahora es mi habitual. Descansar es fundamental para rendir durante el día y madrugar es bueno para aprovecharlo al máximo. Es por ello que voy a intentar reducir actividades superfluas, malos hábitos como ver la televisión o pasar demasiado tiempo pendiente de las redes sociales, para que el día cunda y mi vida sea un disfrute máximo.


Visto en Pinterest, aquí


* Atreverme a cocinar nuevos platos. Soy bastante cocinillas, en casa siempre hago yo la comida y todo lo que comemos es casero (hace tiempo que dijimos adiós a los ultraprocesados). Pero reconozco que a menudo comemos bastante sencillo y repetimos los mismos platos. Este invierno quiero salir de la monotonía y al menos una vez en semana atreverme con un nuevo plato, un nuevo ingrediente, probar a hacer algo un poco más elaborado...Siempre comida real, sana y a ser posible local y de temporada.


Visto en Pinterest, aquí


* Retomar la lectura. Cuando era pequeña devoraba libros. Ahora son ellos los que me devoran a mi dejándome la conciencia intranquila, porque ya no leo. Siempre lo tengo en mente, tengo que retomar, tengo que empezar a leer de nuevo... Pero nunca me pongo y acaba convirtiéndose en una de esas losas que se llevan en la cabeza y que cada vez pesan más. Así que me la voy a quitar de encima, voy a empezar a leer por diversión.


De momento esto es lo que me espera este invierno. Mejorar mis rutinas de trabajo como ama de casa, estudio, deporte, descanso, cocinar y comer bien y más creativo, empezar a leer...y otras cosillas como disfrutar de la Navidad, de los paseos largos de fin de semana con mi marido, ver más películas y documentales interesantes, escuchar más música, achuchar mucho a mi gata y a Paco, redecorar la casa y atrevernos a meternos de una vez por todas en obras... ¿Y vosotros, que vais a hacer este invierno?